¡¡¡Buenas Tentadorix!!!

¿Qué tal la resaca de San Valentín? Yo muy tranquilita. Es que bichete y yo no somos muy de celebrarlo, y además tuve que trabajar con lo que aún se hizo más difícil.

Bueno, hoy os traigo unos consejitos para poder empezar a practicar sexo anal satisfactoriamente. Si, se puede. Porque no tiene que doler. ¡Y es sumamente placentero!

Se que muchas no sois de las que os gusta esta práctica, pero yo soy de las que opinan que en esta vida hay que probarlo todo, luego ya decidirás si quieres repetir o no. Pero os puedo asegurar que ¡los orgasmos con el sexo anal son de otro mundo!

 

5 Tips para empezar a practicar sexo anal satisfactoriamente

1. Y el más importante de todos. Hay que estar totalmente seguras de querer hacerlo para poder estar totalmente relajadas. Si tenemos cualquier tipo de duda, nos va a doler. Ya que nuestro cuerpo se tensará con el mínimo contacto. Así que tenemos que estar 100% seguras de querer hacerlo.

2. Paciencia. Mucha, mucha, mucha, mucha, mucha paciencia. Las prisas no son buenas para esta práctica. Así que tomároslo con calma. Buscar una tarde que no tengáis nada que hacer, acomodar la zona que más os guste, ambientarla de una forma relajada y a disfrutar.

3. Lubricación. El ano no lubrica, así que necesitaremos un buen lubricante para esta zona. ¡No vale el escupitajo! Que os conozco y pensaréis “Naaaaa, le echo un poco de saliva y listo”. Pues no, no es suficiente.

4. Tener un juguete no está de más. Lo mejor para empezar con el sexo anal, es con algún juguete para esta zona. Ya sean bolas tailandesas, o algún dildo. Buscar juguetes que su diámetro vaya incrementándose conforme se introduce. Eso facilitará la dilatación del ano.

“¡Atención! Si el juguete es de silicona utilizarlo con Lubricante de base agua, porque si utilizais de base de silicona al cabo del tiempo se os estropeará el juguete y puede crear infecciones”.

5. No queráis meter el pene a la primera. No lo hagáis por favor. Es una zona muy delicada y si tu chica tiene miedo y encima le duele, créeme que no querrá volver a probarlo. Por eso es tan importante el tiempo que le dediquéis, la calma, la tranquilidad. Y que el ano vaya dilatándose poquito a poco. Tu chica disfrutará muchísimo y tú también viéndola y escuchándola. Si el primer día no conseguís una penetración parcial o total, no pasa nada. Volverlo a intentar otro día. La cuestión es disfrutar. Los dos.

En otro post os ampliaré estos tips, con posiciones, y algún que otro secretillo.

Espero que los pongáis en práctica y os haya gustado la entrada. Y si es así, ya sabes, ¡comparte! Os lo agradeceré eternamente.

¡Un besito tentador!